¿A qué edades suelen aparecer los ataques de pánico?

Conociendo a fondo esta problemática
blog_image

Habitualmente comienza en la tercera década de la vida, adultez temprana, entre los 25 y 30 años. No hay que olvidar que es la etapa donde empiezan los periodos de ansiedad más grande porque el joven adolescente abandona todo lo que tiene que ver con el ámbito de protección y tiene que largarse a experimentar distintos riesgos en la vida (el trabajo, la paternidad, maternidad). Salió de la zona de confort, ahora tiene que empezar a mostrar resultados lo cual produce cierto nivel de angustia. Tres de cuatro afectados son mujeres. A su vez, entre el inicio de la enfermedad hasta que se llega al diagnóstico adecuado pueden transcurrir varios años y eso muchas veces termina produciendo un daño muy importante. Esto se debe a que cuando la persona comienza con ataques de pánico, es muy común que se active el miedo al miedo y eso lo cronifica. Cuando la persona no sabe lo que está viviendo, tuvo 2 o 3 episodios, ningún médico lo diagnostico, no hizo ningún tipo de terapia , vuelve a vivir la experiencia una y otra vez. Cuando comienza el tratamiento ya se siente muy impotente, inútil, fracasado, cree que no va a salir fácilmente de la situación y este miedo al miedo termina arrinconándolo. Es por ello que es muy importante el diagnostico precoz de esto para poder resolverlo rápidamente. 

Las causas de los ataques de pánico

La causa por la que los AP afectan a las mujeres más que a los varones no están del todo determinadas pero se lo asocia con el impacto hormonal. Las mujeres manejan dos ciclos hormonales los estrogénico y lo progesteronemico. El estrógeno es una hormona normal de la vida cotidiana de la mujer que va a producir cierto nivel de exaltación, de bienestar de funcionalidad, mientras que la progesterona la parapara para la maternidad, para la liberación de prolactina y todo esto va a producir inestabilidades y alteraciones en el humor lo que va a generar ciertos niveles de inestabilidad en la forma de valorar e interpretar los acontecimientos. La incapacidad que produce es bastante seria no tanto a nivel orgánico, sino a nivel psicológico. La persona vive una decadencia de su capacidad cognitiva y valorativa de los acontecimientos, se trasforman en discapacitados psíquicos restringidos por un poderoso muro invisible que va a cerrar cada vez más el ámbito de las posibilidades de una vida autónoma.  

Los estudios clínicos han demostrado (Dr. Cia Alfredo – Libro: Ansiedad y los trastornos) que el TP está asociado a la disminución de la calidad de vida obviamente, proporcional a la severidad de los síntomas, disfunción en el empleo, a nivel de ala familia, de la paternidad, hay una perdida en el rol como marido, como empleado, jefe, empresario. Se va perdiendo porque se va limitando toda esta zona, el ámbito, reduciéndose a la zona de confort. Hay un incremento importante de los servicios de salud, antes de ser diagnosticado correctamente, desarrollando estudios complementarios y cosas por el estilo.

Si te interesa la temática no te pierdas nuestro seminario sobre pánico: https://www.ayudaenlasemociones.com/seminario_live_info/101