¿Cómo afrontar la ansiedad en nuestros hijos?

Herramientas prácticas para abordar a los pequeños
blog_image


Hace un tiempo salimos con nuestro equipo de trabajo a realizar entrevistas en las
calles de la ciudad de Córdoba, Argentina. La época en la que lo hicimos fue cerca de fin de año en
donde las personas suelen estar más aceleradas, algunas más angustiadas y con
diferentes situaciones a resolver.
En aquella ocasión, le preguntamos a la gente qué tipo de temas relacionados a las
emociones creían que eran importantes desarrollar. Para nuestra sorpresa, un buen
número de personas habló acerca de la ansiedad en sus hijos y la necesidad de saber
sobrellevarla.
Un punto importante a entender desde nuestro rol de padres es saber que los niños no
van a manifestar la ansiedad como muchas veces los adultos la expresamos. Ellos no
tienen la capacidad de verbalizar el estado ansioso. El llanto repetitivo, el insomnio, las
peleas entre hermanos o la desobediencia constante pueden hablar de que nuestros
hijos estén luchando con la ansiedad.
¿Qué hacer como papás? ¿Cómo ayudarlos?
Necesitamos saber en primer lugar que los niños aprenden por imitación. Aquello que
intentemos explicarles pueden comprender algo pero el mayor aprendizaje cuando
son pequeños se dará observándonos a nosotros los adultos. Si en una atmósfera se
genera un estado de irritabilidad, enojo, discusiones, gritos, hablar todo el tiempo de
problemas económicos, del dinero, de que no alcanza o de enfermedades que nos
preocupan ellos lo van a absorber.
Es por eso, que lo que debemos hacer como padres es transformar esta atmósfera
ansiógena que nosotros mismos generamos. Bajar el nivel de discusiones, no hablar
de ciertos temas y determinadas formas delante de ellos y transmitirles seguridad.
Recordemos que somos nosotros los responsables de lo que ellos van a vivir y percibir
en nuestros hogares.