Aprender a ordenar las prioridades

La importancia del orden en todo lo que hacemos
blog_image

Un enfoque práctico para nuestras vidas, tiene que ver con poner orden en nuestras prioridades. Orden es este sentido no es hablar de acomodar nuestra habitación o nuestra oficina o pagar los impuestos que estamos debiendo. Es mucho más complejo. Es hacer lo que haya que hacer para que todo funcione de acuerdo con el sistema de vida en el que decidimos acomodarnos. Esto contempla concebir un orden según la importancia o la prioridad. 

No es suficiente invertir tiempo en poner los objetos en su lugar, aunque hay que hacerlo, pero primero, debemos establecer las áreas de nuestra vida que tienen mayor importancia y ocuparnos de ellas para después seguir con las de menor importancia. ¿Qué sentido tiene tener una oficina muy bien organizada y un matrimonio disfuncional? Esto traerá más ansiedad y angustia que el desorden en la oficina. ¿Qué sentido tiene invertir cientos de horas en un negocio si nuestros hijos se funden en las drogas? Esto acarreará aflicción y desasosiego, y todo lo que hayamos hecho carecerá de sentido. 

Para que el concepto quede más claro y se diferencie bien del sentido de organización —que veremos en el día de mañana—, orden no es solo la capacidad de ubicar cada cosa en su lugar, sino de ubicarlas según importancia y prioridad. 

Algunas de las áreas en nuestras vidas que pueden ser consideradas para ordenar en función de prioridades bien podría ser:

. Orden espiritual. Conocer nuestro propósito de vida es fundamental, sin saber hacia dónde vamos es difícil saber si llegamos.

Orden emocional. La estabilidad emocional es fundamental para lograr el orden en el resto de las áreas.

Orden en la salud. Si bien lo vimos, quiero enfatizar la responsabilidad del cuidado para con nosotros mismos. 

Orden conyugal. Nuestro lugar de convivencia debe tener un marco de organización. 

Orden paterno-filial. Que los padres entiendan cuáles son las obligaciones y cuáles los derechos para con sus hijos y estos para con sus padres permite desarrollar una convivencia que da crecimiento a cada uno de sus integrantes. 

Orden relacional. Saber con quiénes juntarnos, cuándo y qué hacer es necesario para darle orden a nuestra vida relacional. 

Orden económico. Uno de los temas que genera mayor nivel de ansiedad en nuestro sistema es el manejo de los recursos económicos.

Estas siete áreas son las más importantes. Son las que todas las personas deberían tener ordenadas tanto en lo que respecta a su lugar como a su funcionamiento.