La ansiedad financiera Parte 2

Recuerda que los procesos ameritan tiempo
blog_image

Como explicábamos en la nota anterior, la mayoría de las personas cuando empiezan a desarrollar cuadros de ansiedad a causa de lo financiero, lo que buscan es tratar de generar un mayor nivel de ingresos o un menor caudal de gastos pero sin saber para qué. Es aquel que guarda un ahorro pero sin un propósito concreto y cuando ese ahorro baja se siente en peligro, “ya gasté todos mis ahorros si ahora llegamos a tener una emergencia no sé qué vamos a hacer”. La mentalidad del ahorrista suele ser una mentalidad peligrosa. 

Es necesario aprender que la ansiedad es un estado emocional que nos puede llevar al estrés. Ansiedad es un estado subjetivo emocional que activa un estado de alerta, de aprehensión. Allí es común que se intenten resolver problemas que aún no han aparecido: la persona se adelanta al sueldo que va a tener, a los gastos que va a generar y ya prevé que no le va a alcanzar. Entonces se amarga, suelta frases acerca de que no hay más dinero y que no saben cómo van a sobrevivir. Y la verdad es que siempre hay un recurso o una solución y si realmente no hubiera más dinero esto debe guiarnos ver cómo estamos administrando. Muchas veces las deudas y los desajustes se dan por tratar de vivir una vida que todavía no podemos y por falta de humildad nos metemos en créditos y gastos para cosas que están fuera de nuestro alcance hoy y que no son de suma necesidad. 

El tema es que si nosotros vamos a estar viendo osos y leones detrás de cada situación que tengamos que atravesar, nuestro cuerpo va a estar en un continuo estado de defensa y reacción. Esto va a afectar a nuestro cuerpo de muchas y diversas formas: al aparato cardiovascular, al sistema gastrointestinal entre otros. El sólo hecho de que afecte al aparato gastrointestinal ya es una enfermedad asegurada a futuro ya que allí se produce la absorción de los nutrientes. Encontrarnos con una deficiencia en los nutrientes que son absorbidos desencadena enfermedades como por ejemplo la diabetes. 

Necesitamos comprender que al cambiar nuestra mentalidad va a cambiar nuestra capacidad productiva pero la ansiedad es el principal enemigo. Es el inicio de una mente nublada que se empieza a bloquear. 

Poder frenar los pensamientos, entender que la vida continua y que la economía puede sanearse nos ayudará a disminuir el nivel de estrés a la vez que posibilitará una salida ordenada. Recuerda que los procesos ameritan tiempo, por ende, es necesario hacernos conscientes de que una salud financiera se logra con paciencia, orden y tiempo. 

Si te interesa este tema te recomendamos el seminario sobre ANSIEDAD FINANCIERA disponible en nuestro campus de Ayuda en las Emociones