La ansiedad por las finanzas – Parte 1

Aquello que dices necesitar ¿es realmente una necesidad en tu vida?
blog_image

Así como existen diferentes tipos de ansiedades los cuáles usted va a poder encontrar en los manuales de salud hay un tipo de ansiedad que hasta el momento no es tomada como tal, estoy haciendo referencia a la ansiedad financiera. Y si bien hoy no figura con ese nombre, me he encontrado con muchas personas cuyo foco de crisis está directamente relacionado al tema de las finanzas.

¿Cómo hago para que el dinero me alcance más? ¿Cómo puedo estar mejor? Son algunas de las frases que escucho de las personas. ¿Por qué me estresa tanto el tema económico?, creo que sería una de las preguntas que debemos hacernos. 

Me es necesario aclarar que el siguiente material no responde a un curso de economía sino que tiene como propósito brindar herramientas acerca de cómo utilizar nuestros recursos psíquicos para poder administrar correctamente nuestros bienes. En otras palabras, el objetivo que me he propuesto con esta enseñanza es que las personas aprendan a vivir funcionalmente aún en las circunstancias difíciles que les toquen enfrentar. 

¿Qué es la ansiedad? La palabra ansiedad viene del latín “anxietas/anxietatis” y que significa angostura. ¿Y qué es lo que se angosta? La sensación de las personas que sufren de ansiedad es la de falta de aire, sudoración, el pecho que parece cerrarse y el pensamiento se nubla. Lo que ocurre literalmente es que la mente se cierra a un solo punto de angustia en donde hay un solo tema y todo nuestro razonamiento comienza a girar en torno a éste; a veces es objetivo y muchas otras inespecífico.

Muchas veces al preguntarles a las personas por qué están ansiosas no me saben responder. Un ejemplo de esto tiene que ver con la ansiedad financiera; salvo en contadas ocasiones, la gente está ansiosa pero sin tener una situación de riesgo real. En varias ocasiones me siento a conversar con alguien que me pide ayuda en esta área y al preguntarle qué es aquello puntual que lo pone ansioso no sabe identificar algo concreto. Lo que en realidad sucede, es que las personas están ansiosas porque quieren generar más dinero, ven que la plata que tienen se les va pero ni siquiera saben para qué la quieren. Porque cuando alguien sabe para qué quiere dinero empieza a hacer todo lo necesario por el objetivo y no por el dinero. 

Por ende, en esta primera etapa, lo primordial será llegar a la raíz de aquello que nos está generando ansiedad, en otras palabras ¿por qué quiero dinero? Y un punto clave es saber diferenciar lo que es una necesidad de lo que es un deseo o anhelo. Cuando decimos que “necesitamos algo” le ponemos un peso de intensidad a ese asunto como si se tratara de vida o muerte. Aquello que dices necesitar ¿es realmente una necesidad en tu vida?

Si te interesa este tema te recomendamos el seminario sobre ANSIEDAD FINANCIERA disponible en nuestro campus de Ayuda en las Emociones