¿Cómo proyectar un nuevo año?

Los grandes finales, a veces, tuvieron su inicio en pequeños pero firmes comienzos.
blog_image

Los inicio de año siempre brindan oportunidades nuevas. Pero en muchas ocasiones las promesas y proyectos quedan en el tintero y tras doce meses, otra vez nos invade la desazón de no haberlo logrado. Ahora bien, hay metas que no se pueden cumplir por fuerza mayor (la pandemia nos dio una buena lección), pero en ocasiones, hay objetivos que no se alcanzaron por no haber proyectado de manera correcta. 

¿Cómo proyectar correctamente?

A continuación te brindaremos algunos consejos prácticos que podrán ayudarte:

. Antes de ponerte metas y objetivos, visualizá tus prioridades y hacé una lista de estas. Esta sola acción te aportará mucha claridad y orden. 

. Tomate un tiempo para hacer una lista de al menos 10 objetivos para este año. 

. Una vez anotados los objetivos, ubicalos en 3 grupos: a corto,  mediano y largo plazo.

. Comienza con los objetivos a corto plazo y hacé un plan de acción en donde haya fecha de inicio. 

. Paralelamente hacé una lista con todas aquellas cosas que ameriten orden: un trámite con el auto, el pago de una deuda, un arreglo que viene postergándose, limpiar y ordenar el garage, etc. Esto será vital para poder proyectar desde el orden sin contratiempos en el camino. 

Recordá que cada logro obtenido comienza con pequeñas decisiones que se sostienen en el tiempo y que el cumplimiento de objetivos está sostenido por el orden, la perseverancia y desde luego el creer que cumplirlos es posible. A veces van a haber metas que no se van a cumplir, pero que no sea porque no planificamos y no nos ordenamos. Aun cuando no se llega a una meta pero se hizo todo lo que tenía que hacer, ese esfuerzo y experiencia se computan como ganancia. 

Quizá sea una frase trillada pero es cierto que los grandes finales, a veces, tuvieron su inicio en pequeños pero firmes comienzos. ¡Avancemos!