El descanso

Hoy quisiera hablar del descanso y por ende de la importancia de descansar.
blog_image

Todos en algún momento debemos pelear con la ansiedad, hay diferentes maneras de abordarla así como múltiples herramientas para no caer en procesos ansiosos. Hoy quisiera hablar del descanso y por ende de la importancia de descansar. 

El primer obstáculo que debemos sortear es que muchas veces confundimos el descanso con distraerse. Las personas asumen que salir de un momento estrés o de mucha ansiedad consiste en tomarse vacaciones. Cuando alguien sale de vacaciones lo que hace es cambiar de ambiente pero no por ello deja de estar alerta: viaja a otro lugar y entra en un ambiente que no conoce, tiene que resolver situaciones que no tenía previstas y a diferencia de lo que entendemos por descansar, lo que en realidad estamos haciendo es distraernos. 

Con esto no estoy diciendo que las vacaciones sean malas sino que intento arrojar luz en algo: descansar es interrumpir la tarea que llevamos y no entrar en un proceso en donde la cabeza trabaje demasiado. Ej: si vas a tratar de disminuir tus niveles de ansiedad, no te vayas a un lugar en donde vas a estar agobiado por la gente que hay allí. 

Aprender a descansar es una de las facultades que tenemos que aprender a desarrollar todos los seres humanos. Si estás pasando por un tiempo de ansiedad, si te está costando tener buenos pensamientos, tu descanso no va a depender de tu distracción sino de a dónde pongas tus pensamientos. Descansar es aprender a colocar pensamientos en los lugares adecuados y ésa va a ser la clave para que vos tengas un buen descanso. 

El descanso permite que nuestra mente entre en un proceso de confianza para enfrentar el tiempo que sigue.