La autoconfianza

¿Qué hace que las personas puedan tener éxito o que fracasen en aquello que emprenden?
blog_image

He notado en mi trabajo de consultorio que si bien muchas personas venían para mejorar de alguna manera su salud emocional, la raíz de sus problemáticas estaba en el hecho de que no podían concretar logros y objetivos que se habían propuesto: una carrera, una relación, un proyecto o cualquier proceso que requiriera cumplir una meta. Se encontraban bloqueadas para lograr su objetivo…

¿Qué hace que las personas puedan tener éxito o que fracasen en aquello que emprenden?

La clave está en la autoconfianza ya que este recurso psíquico nos permite creer que podemos alcanzar algo, nos aporta seguridad y fluidez en lo que vayamos a emprender. La autoconfianza es clave al momento de tomar decisiones. 

De manera errada, muchas personas creen que son tímidas, de bajo perfil, que les cuesta relacionarse y por ende aprovechar oportunidades por un problema de baja autoestima. Pero autoestima y autoconfianza no son lo mismo. La autoestima tiene que ver con la capacidad de querernos a nosotros mismos. El problema surge cuando aumenta el amor hacia nosotros pero a la vez tenemos muy poca autoconfianza ya que allí lo que haremos será aislarnos socialmente. En otras palabras, quien se ama mucho pero se cree un inútil o incapaz va a buscar resguardarse de que otros piensen mal o lo rechacen generando dinámicas de distanciamiento. 

Vale aclarar que la autoestima es importante pero que no es el problema de la mayoría de las personas que no se creen capaces de hacer cosas. 

¿Cómo saber si nos queremos? Sencillo, lo vamos a ver en conductas que hagan a nuestro cuidado, en el resguardarnos así como al pretender que los demás nos valoren.

¿Cómo medir nuestra autoconfianza? Viendo cuan seguros somos en aquello que hemos decidido emprender, o aun cuando fracasamos lo volvemos a intentar y también en la soltura con la que nos manejaremos. 

Diferenciar ambos recursos va a permitirnos focalizar en cuál de ellos debemos trabajar, pero recordemos que la mayoría de las personas no tienen problemas de autoestima sino de autoconfianza.