El aburrimiento

Se podría describir al aburrimiento como ese fastidio interno que tenemos por no saber hacia dónde vamos ni qué esperamos.
blog_image

Esto se genera porque muchas veces no tenemos un proyecto o una meta. 

En una ocasión llegó una persona al consultorio, él se encontraba en un tiempo complicado producto de una crisis económica. Durante el tiempo que estuvo en terapia, para salir del apriete financiero, empezó a vender alfajores. Compraba algunas cajas y salía a venderlas a un precio mayor haciendo una pequeña diferencia. Pero este hombre no empezó siendo un gran vendedor como muchos pretenden comenzar. Su inicio fue bien esforzado y arrancó con muy poquito; hoy tiene una empresa y hasta algunos empleados que trabajan para él. 

¿Qué fue lo que hizo que esta persona lograra expandirse y que las situaciones adversas no la limitaran? Algunas capacidades de las cuáles quisiera hablar a continuación:

1. En primer lugar la planificación. Organizar y planificar cómo será nuestro proyecto nos permitirá movernos en orden generando las bases sólidas para la expansión.

2. Lo segundo tiene que ver con el esfuerzo. Defino al mismo como la capacidad de sufrir, es esa virtud de soportar el sufrimiento físico y moral en pos de la meta que queremos alcanzar. 

3. En tercer lugar tenemos a la persistencia la cual tiene que ver con volver a tomar una y otra vez la misma decisión que tomamos al inicio del proyecto. 

4. Otra herramienta es la voluntad, poner el empeño en avanzar y perseverar. 

5. Por último está la motivación la cual es la energía, el combustible que necesitamos para iniciar cualquier proyecto. Y para que haya motivación tiene que haber información. Un principio básico de la motivación es el conocimiento: nadie puede estar motivado por lo que no conoce. 

Este hombre pudo visualizar lo que quería, pudo pensar en sus hijos, en el bienestar que les iba a dar y ésta fue la motivación que lo sostuvo. 

Estas son herramientas que te van a servir para lograr desarrollarte. Si te está costando no dudes en buscar ayuda, básicamente se trata de educación emocional. Poder poner en orden nuestras emociones y pensamientos nos servirá para todas las esferas de nuestra vida.