¿Qué son los recursos psíquicos?

Los recursos psíquicos, también llamados facultades mentales, son esos recursos que las personas tenemos para atravesar las diferentes situaciones que se van presentando en nuestro diario vivir
blog_image

Un buen ejemplo es el de esa persona que está haciendo una cola en un banco para pagar un impuesto y tiene que esperar en la fila por aproximadamente media hora. El pagar o no pagar va a estar en la capacidad que tenga en relación a un recurso psíquico: la paciencia. 

Estas capacidades se aprenden desde chicos. Algunos esperan que aparezcan de la nada, como si vinieran incorporadas en el paquete de la vida. Hay quienes directamente dicen “yo no soy paciente” y se definen así quedándose con el pensamiento de que “así soy yo”. 

Pero lo cierto es que las facultades mentales o recursos psíquicos se desarrollan a lo largo de la vida. Lo ideal es que se aprendan de pequeños y es por eso que es tan importante ponerles límites a los niños ya que de esta manera ellos pueden incorporar otras realidades emocionales. La incomodidad de tener que sufrir paciencia, la incomodidad de sufrir la espera de una comida, el esperar el chupete o lo que sea.  Lo más sano es que esto ocurra desde que son pequeños. 

Hay quienes no lo pudieron incorporar en la infancia, ya sea porque no se lo enseñaron o por distintas causas, ahora son adultos y se encuentran con que la realidad es otra; ahora el deseo no va a ser el de un chupetín o un caramelo, ahora va a ser el de un auto, una mujer o un trabajo. Las reacciones van a ser diferentes, el niño hace un berrinche mientras que el adulto una crisis de ansiedad. 

La pregunta es ¿cómo estás administrando los recursos psíquicos que tenés? Tal vez nunca aprendiste a desarrollarlos o sencillamente no te los inculcaron. Quisiera decirte que culpar a quienes te criaron por esto sería seguir poniendo un tropiezo sobre tu vida. Hoy es tu responsabilidad empezar a formar y desarrollar con madurez estos recursos.