Esfuerzo y constancia

Muchas personas que se han acercado a mi consultorio me han expuesto en algún punto de la terapia sus sueños e ideas relacionados a proyectos personales
blog_image

Poder proyectar y ponernos metas es muy bueno y se complementa muy bien con la salud emocional. 

Sin embargo, hay una instancia que se suele dejar relegada en un último plano y tiene que ver con la capacitación. Hay una especie de pensamiento en el cual las cosas tienen que primero darse para recién luego capacitarnos. A veces las personas suelen tener una actitud pasiva frente al estudio, la capacitación o el aprendizaje. Capacitarnos nos va a permitir establecer roles y funciones específicas en la vida que de alguna manera nos van a permitir alcanzar 3 instancias:

1. Cuando nos especializamos, cuando nos capacitamos en algo específico, la gente comienza a buscarnos por nuestra especialidad. Esto a su vez nos ubica socialmente en un lugar, nos da una posición. 

2. Lo segundo que vamos a desarrollar es autoconfianza. El formarnos en algo específico sumado al empezar a desenvolvernos en este oficio, profesión o especialidad generará una mayor confianza en aquello que podemos lograr. 

3. El último punto, el cual está ligado al anterior, tiene que ver con la sensación de bienestar con nosotros mismos en relación al medio ambiente en el cual nos movemos. No es lo mismo decir “yo sé hacer de todo” a ser específico en algo. 

Todos tenemos la capacidad y la posibilidad de especializarnos en algo, no hay prácticamente nada que no pueda lograrse con esfuerzo y perseverancia.