¿Cómo auto examinarnos?

“hacia dónde va mi vida”, “¿quién soy?” o “¿para qué estoy?”.
blog_image

En la nota anterior hablamos acerca de los límites mentales y cómo estos pueden presentarse en nuestra vida. Mencionamos la importancia de tener una actitud de auto examinación para poder iniciar. Ahora que sabemos esto, ¿cómo continuar? Bien, algo bueno es el orden, y hacer un chequeo por área nos ayudará a poder ser más específicos. Si bien no hay una fórmula sobre esto hay algunas áreas troncales en toda persona que mereces ser chequeadas: 

. La parte relacional. 

. El ámbito productivo, el cual tiene que ver con la satisfacción financiera, profesional y laboral. 

. La parte física, esto tiene que ver con la salud física y el bienestar. 

. El ámbito emocional y sentimental.

. También hay un ámbito mental volitivo, tiene un poco que ver con lo que vengo desarrollando en relación a la mente y la organización de la vida. Esto involucra la toma de decisiones.

. Y por último está el ámbito espiritual el cual está relacionado con el propósito y sentido de la vida. Lo espiritual es aquello que sostiene la vida, la energía de vida. La pregunta es ¿hacia dónde canalizamos esa energía? Si la canalizás hacia vos vas a terminar en una posición egoísta, si la canalizás hacia otros pero sin tenerte en cuenta a vos te vas a terminar auto-destruyendo. Debe haber un equilibrio aquí. 

Cuando en alguna de estas áreas o ámbitos estamos frenados es porque estamos frente a una limitación. Cuando por ejemplo en el área relacional hace años que estoy peleado con mi familia, no puedo avanzar en la relación con mi hermano allí hay un límite. En lo social no me sale hablar en público, me cuesta hacerme amigos, no voy a ningún cumpleaños ni me invita nadie a ningún lado allí estoy frenado. Eso es un bloqueo en lo relacional-social. Me está yendo mal en las finanzas, hace años que no puedo guardar un ahorro o hacer un viaje, en lo profesional nunca me termino de recibir o me recibí y mi profesión no arranca, allí hay un límite en el ámbito productivo. En lo físico: no puedo bajar de peso, no gobierno en el salir a correr, no logro mantener una rutina, duermo mal, etc. En lo intelectual también hay límites: no logro proyectar, expandirme, etc. Y en lo espiritual aparecen trabas como “hacia dónde va mi vida”, “¿quién soy?” o “¿para qué estoy?”. 

Poder detectar las áreas en dónde quizá estamos frenados nos va a ayudar a abordarla con mayor eficacia. Recordá que siempre está la posibilidad de buscar ayuda de algún profesional, consejero o persona madura capacitada para guiarnos.