Quitando límites mentales

No son pocas las personas que no logran avanzar y desarrollarse en sus propósitos a causa de bloqueos mentales.
blog_image

Hablar de límites mentales es hablar de procesos que ocurren en nuestra mente y si bien no existen fórmulas la temática en cuestión amerita que la abordemos. 

¿Qué ocurre cuando alguien no puede avanzar en su trabajo, o está frenado en su carrera universitaria? ¿Qué sucede cuando emocionalmente alguien está atado y no conquista sus relaciones interpersonales?

Esto es más común de lo que pensamos y es mucha la gente que se queda estancada y sin avanzar.

Hoy quisiera brindar herramientas para librarnos de estos límites mentales. Si bien no hay un único criterio para definir la mente, ésta termina siendo para nosotros una puerta de entrada a un mundo abstracto ya que es la responsable de organizar nuestra vida, nuestros hábitos y todo lo que vayamos a desarrollar en nuestras vidas. Son pocas las personas que se detienen a observar qué tipo de mentalidad tienen y la mayoría ignora que será la mente la que organizará nuestro tipo de vida así como la toma de decisiones. Hablar de mentalidad y de mente es hablar de la forma en la que planificamos prácticamente nuestra vida. 

La mente es la encargada de realizar las valoraciones permitiendo que se dé lo que llamamos “el diálogo interno”. Vivimos en una sociedad muy hipócrita en donde a menudo se expresan cosas que en realidad no están ocurriendo en su interior. Muchas veces decimos con nuestros labios lo que por dentro no vivimos. Cuando decimos que sí pero en realidad es no, cuando nos rodeamos con personas que no nos edifican pero no nos atrevemos a poner un límite, ¿realmente me gusta la carrera que estoy estudiando? ¿Estoy seguro de casarme con esta persona o no me animo a terminar la relación por temor a quedar en soledad? ¿Amo el trabajo que tengo o lo acepto porque no me animo a emprender algo? 

Estos son algunos de los planteos y cuestionamientos sobre los cuales pocas personas se animan a meditar. Muchos le esquivan a ponerse a reflexionar mediante el diálogo interno acerca de sus propias vidas y sobre las decisiones que van tomando. Las personas difícilmente se cuestionan cuál es el propósito de sus vidas; pero si supieran cómo el propósito ayuda a transitar las crisis así como afrontar desafíos que a lo largo de la vida van surgiendo.

En esta primera nota, queremos dejarte como herramienta el poder detenerte a reflexionar sobre las preguntas/disparadores que líneas arriba dejamos. Aunque esa no es la solución, te aseguramos que será un gran primer pasó a hacer lo que muy pocos hacen: auto examinarte. En las próximas notas van más herramientas. ¡Manos a la obra!