El buen trato

Una de las bases para el desarrollo de toda persona, para alcanzar metas y objetivos así como para llevar una vida funcional, está en las relaciones interpersonales.
blog_image

En una oportunidad, conversaba con un paciente que es empresario. Él me comentaba que una de las instancias más complicadas de su trabajo era el tomar personal ya que las personas que trabajan en su empresa van a determinar en gran medida el avance de la misma y sobre todo la calidad de la relación del personal.  

Me contó una anécdota acerca de cómo encontró un buen empleado, no en una entrevista de recursos humanos, sino en una situación cotidiana que vivía en la calle. Este empresario todos los días pasaba por un lugar en donde veía siempre a un joven sentado, sin hacer nada. Este muchacho cada vez que le veía le saludaba de manera muy amable, con una sonrisa y de buena gana. 

Hubo un día en donde necesitó un empleado para una tarea bien sencilla. En aquel momento, se acordó de este muchacho que estaba sin hacer nada. Lo fue a ver, le preguntó qué tareas sabía hacer y le propuso trabajar para él. 

El punto de reflexión de esta anécdota tiene que ver con cuán importante es en nuestras vidas el buen trato. Esa cualidad a este jovencito le abrió una puerta. El buen trato siempre hace que las personas te recuerden y que no duden en ayudarte. Por supuesto que está aquel iracundo, pendenciero o indiferente a quien no le interesa si le tratás bien o no y te va a tratar mal igual. Existen esas personas. Están aquellos a quienes no les interesa si les saludás, sonreís, si sos amable o atento. Pero hay muchas personas a las que sí les importa el trato y de seguro que vas a estar en sus mentes en el lugar correcto y en el momento oportuno. 

Si sos alguien que trata bien a los demás, tarde o temprano las oportunidades en tu vida van a llegar. Y cuando esto pase, vas a recordar la importancia de tratar bien al prójimo. Todos queremos que alguien nos trate bien, que sea amable y atento para con nosotros, todos quieren a alguien que es honesto y respetuoso. 

Si empezamos a practicar el buen trato, las oportunidades que tanto hemos esperado se van a presentar ante nosotros.