Ansiedad ¿una epidemia?

Ansiedad ¿una epidemia? Uno de los temas que más está afectando a nuestra sociedad tiene que ver con la ansiedad.
blog_image

Éste es sin dudas el estado emocional por el que más personas se acercan a consultorios psicológicos o psiquiátricos.

 ¿De qué se trata la ansiedad? De un estado emocional que todos necesitamos para realizar diferentes actividades: se necesita un leve estado de ansiedad para estudiar, para manejar alerta durante la noche o para levantarnos rápidamente si de madrugada sentimos un ruido raro dentro de la casa. La ansiedad por lo tanto, no es mala siempre y cuando esté dentro de un cuadro fisiológico; siempre y cuando el organismo responda por situaciones que ameriten una respuesta de parte nuestra. Este tipo de ansiedad es la que muchos denominan fisiológica. 

El otro tipo es la patológica. Esta última es una de las principales causas de enfermedades con las que lidiamos: hipertensión, gastritis, en ocasiones despiertan diabetes y muchas otras afecciones más. Esto se debe a que el organismo necesita responder antes estos cuadros de ansiedad y lo hace por medio de enfermedades que se desencadenan en el cuerpo. 

¿Por qué en este tiempo estamos viviendo de esta manera? Porque estamos interpretando que afuera hay un peligro desmedido. Si nosotros continuamos viviendo en un constante estado de alerta, midiendo todo el tiempo lo que está pasando vamos a seguir con estos cuadros y vamos a terminar enfermando. 

La conclusión para esta ocasión es: aprendamos a ver las cosas tal cual son. No pongamos un futuro drástico sobre lo que creemos que va a acontecer. No pongamos un sentido fatal ni catastrófico donde no lo hay. Cuando empecemos a ver el futuro de manera objetiva vamos a desarrollar pensamientos adecuados y el organismo va a responder de manera correcta. 

Todo depende de cómo valoremos y qué intensidad le demos a los acontecimientos que estamos viviendo. Necesitamos entender que la ansiedad no es un factor más dentro de las personas. Es uno de los procesos que más daño les está haciendo a las personas, produce mucha angustia y básicamente es el generador de todos los tipos de adicciones. 

Manejar la ansiedad es posible.