Ansiedad ¿por dónde empezar a resolverla?

¿Cómo saber si estoy en un proceso de ansiedad y necesito una intervención?
blog_image

Hay personas que luchan con la ansiedad y no pueden dominarla por el sólo hecho de que no logran identificarla de manera específica. ¿Cómo saber si estoy en un proceso de ansiedad y necesito una intervención?

Uno de los primeros síntomas tiene que ver con la incapacidad de concentración, de enfocarse en asuntos que requieren nuestra atención, tiene que ver con personas que suelen ser muy dispersas y nunca terminan de concretar proyectos.

Otra característica es la falta de nutrición. Alguien que padece de ansiedad sufre un deterioro en la pared gástrica y se alteran los procesos sanos de alimentación. Este fenómeno también hace que se pierdan facultades tales como el razonamiento y la concentración ya que empieza a haber una pérdida de los nutrientes necesarios para estas funciones. 

Otro síntoma está en la alteración psíquica que se da en la persona, aumentando en ella el nivel de irritabilidad y nerviosismo viéndose su salud emocional afectada. 

Esta situación, para empezar a resolverla, comienza con una acción que es por excelencia es tan necesaria como básica: dormir. Necesitamos descansar. Si estás pasando por un tiempo de dormir mal, de desconcentración, irritabilidad y enojo o llanto fácil es importante que empieces a evaluar cómo es tu tiempo de descanso. No es lo mismo dormir mucho que tener un sueño reparador. 

Seguramente hay muchas otras aristas para abordar y resolver en cuanto a la ansiedad, pero hoy quisiera remarcar la importancia de dormir. Aún es necesario resolver dentro del cuadro ansiógeno la misma ansiedad que genera el no poder dormir. Es algo así como ponerse ansioso por estar ansioso. 

Se puede aprender a controlar el sueño y entrar en el descanso correcto. Necesitamos ordenarnos en el tiempo, en las tareas que hacemos habitualmente y predisponer todo lo necesario para generar una atmósfera que nos conduzca al tan esperado sueño reparador.