¿Cómo reaccionamos a la crítica?

Los seres humanos nos desarrollamos por medio de relaciones interpersonales.
blog_image

Hay un factor que muchas veces se entromete y nos obstaculiza en nuestro crecimiento: la crítica. 

¿Cómo reaccionamos ante ella? No son pocas las personas que por ser criticadas, por estar en boca de otros terminan desmoronándose, abandonando sueños y proyectos. Y la pregunta que debemos hacernos cuando esto nos afecta es ¿por qué estamos tan pendientes de lo que los demás dicen de nosotros? Esto puede ser debido a que las personas dependen mucho de la aprobación de los demás y esto dificulta mucho el desenvolvimiento sano del diario vivir. 

Siempre va a haber alguien que no esté de acuerdo con nuestra forma de vida, que piense diferente a nosotros o que directamente le caigamos mal. Pero es bueno tener presente que hay dos tipos de personas: aquellos que hacen que las cosas ocurran y los que esperan que las cosas sucedan. Los que producen ideas, generan proyectos, buscan soluciones y los que se quedan en una posición pasiva mirando cómo otros resuelven las problemáticas que hay. Por supuesto que este último grupo va a desarrollar la facultad de criticar ya que al no hacer nada tiene tiempo para ello. 

Aun a pesar de la crítica, el primer grupo, aquellos que buscan superarse, mejorar su calidad de vida y la de los demás así como llevar adelante proyectos no deben frenarse por el obrar de éste otro grupo que critica y habla mal. 

Una de las peores cosas que podés hacer es detener tus proyectos, boicotear tus sueños porque otros están hablando de vos. No detengas tu avance por la crítica de los demás; un mecanismo defensivo de aquellos que no se animan a hacer cosas es el criticar a quienes sí se animan ya que la sola actitud del que enfrenta desafíos deja expuesto a aquellos que no lo hacen. Ejemplo, si un compañero de trabajo está buscando salir de la relación de dependencia, desarrollar su propio negocio el compañero que lo critique será aquel que también anhela eso pero no se anima a llevarlo a cabo y por lo tanto buscará con la crítica bajar a su altura al que sí se anima. Es una acción muchas veces inconsciente y no mal intencionada basada en la propia frustración. 

Por lo tanto, no te detengas en tu avance cuando lo hagan y que el hablar de otros no te frene en el cumplimiento de tu propósito.