El orden y las prioridades

La falta de orden en la vida de una persona tarde o temprano va a generar caos y el caos termina produciendo angustia en la vida de la gente.
blog_image

La falta de orden en la vida de una persona tarde o temprano va a generar caos y el caos termina produciendo angustia en la vida de la gente. ¿Cómo ordenarnos en las distintas áreas?

Hoy quisiera hablar acerca de las prioridades, entendiendo por prioridad al orden que le asigno a las actividades que realizo. Es por ello que según las prioridades que tengamos vamos a terminar ordenando nuestra vida en función de las mismas. Hay personas cuya prioridad es pasarla bien por lo que van a destinar casi todo su dinero a la diversión; están aquellos cuya prioridad es la familia por lo que todo su esfuerzo y dinero van a ser invertidos en sus hijos, alguien cuyo principal objetivo es el estudio va a destinar sus fuerzas y tiempo en su formación así como están quienes invierten gran parte de su energía en el querer agradar a otros y la pregunta es ¿cuáles son tus prioridades?

Las prioridades son la forma en la que terminas organizando tu vida. Aquello a lo que le vas a dedicar tiempo, recursos psíquicos así como económicos. Cuando una persona no tiene una determinación en la forma en la que se va a organizar en su vida termina intentando lograr cosas sin saber cómo hacerlo. 

En una ocasión llegó al consultorio un padre de familia muy angustiado porque él quería compartir tiempo con sus hijos pero el trabajo lo había separado de ellos. Este hombre tenía una prioridad en su vida: proveer a sus hijos, verlos crecer bien, pero de alguna manera les había quitado lo que más necesitaban: su presencia. 

Cuando cambiamos el orden de nuestras prioridades terminamos cambiando también nuestras metas. Este hombre logró alcanzar un buen nivel económico, que hubiera sido una meta secundaria, pero terminó perdiendo lo que era su primera meta: pasar tiempo de calidad con sus hijos. 

¿Cómo estás invirtiendo tu tiempo? ¿En qué lo estás invirtiendo? ¿Con quién estás pasando tu tiempo? ¿En qué estás gastando tu dinero? 

Es importante para puedas alcanzar un buen nivel de vida que te detengas a pensar en esto. No permitas que la velocidad de este mundo decida sobre tu tiempo ni que el estrés del diario vivir sea quien dirija tus prioridades. No permitas que la urgencia termine decidiendo por vos, tómate tu tiempo para decidir cuáles son las prioridades sobre las que vas a invertir y si es necesario vuelve a establecer el orden de lo verdaderamente importante.