La coherencia con nuestras metas

Existe una virtud que nos ayuda mucho en nuestro diario vivir: la coherencia, es decir, la forma que tenemos de comportarnos y desarrollar acciones en función de lo que valoramos y creemos.
blog_image

Hay muchas personas que tienen deseos de hacer cosas pero no saben organizarse y no viven conforme a los sueños que tienen así como tampoco desarrollan una forma de vida en relación a los objetivos propuestos. Es el caso de jóvenes que tienen el deseo de estudiar pero que ponen prioridades en sus vidas que nada tienen que ver con el estudio: un deporte, una relación a la que le dedican muchísimo tiempo o el simple ocio en internet sin pensar que esto puede intervenir con sus metas.

Cuando nosotros vivimos de una manera diferente a lo que deseamos, lamentablemente no vamos a llegar de forma holgada a las metas que anhelamos y éstas van a llevarnos mucho más tiempo del que estaba estipulado. 

Ser coherentes con nuestras metas es planificar, organizar y administrar nuestros horarios, días, dinero en función de lo que estamos buscando alcanzar. Es el caso de quien está cursando una carrera y tiene una novia o quiere pasar tiempo con amigos y organiza el tiempo en la facultad, el tiempo de estudio en su casa como prioritario y luego se reúne a pasar un rato con ellos o el papá que durante el año fue separando un ahorro para en las vacaciones poder llevar de viaje a su familia y no que se quedó con el deseo y llegó fin de año y se encontró sin dinero. 

Aprender a organizar nuestras vidas y vivir conforme a lo que deseamos es fundamental para alcanzar nuestras metas. Las metas ayudan muchísimo a darnos función y dirección en nuestras vidas. Hay metas a largo, mediano y corto plazo. Siempre las metas a corto plazo deben ser realizables y debemos saber que aquellas a largo plazo posiblemente sean las que más nos cuesten: un título, una casa, un viaje lejos, etc. Mientras tanto podemos ir cumpliendo metas cortas: estudiar para un parcial, buscar un trabajo con más ingresos, empezar un plan de ahorro ya que estas metas primeras son las que nos van a guiar a aquellas que requieren de más tiempo y constancia.