Ser generador de tus propios caminos

Muchas veces estamos pendientes de que lo externo cambie creyendo que así nuestra realidad va a cambiar.
blog_image

El ejemplo más claro tiene que ver con las cuestiones económicas. No son pocas las personas que esperan que la situación financiera de un país cambie creyendo que así cambiará la realidad de sus vidas. 

Hoy me gustaría animarte a que puedas verte como el generador de tus propios proyectos o caminos. Cuando escucho a personas que dicen que no tienen un trabajo, que nadie les da una oportunidad o que están anhelando un subsidio siempre se me viene el pensamiento del país en donde vivimos. Y me refiero a la tierra, un suelo tan fértil que lo que sembramos brota. A veces le tememos a no tener para comer pero ni siquiera se nos cruza plantar algo en un pedazo de tierra. 

A donde quiero llegar con esto, es que todos tenemos la potencia de generar algo. No se trata de que el mundo nos venga a solucionar los problemas sino de que comencemos a creer que sí podemos y que somos capaces. 

Dios no va a permitir que vivamos algo que no seamos capaces de soportar. En ocasiones, se trata de la perspectiva con la que miramos las cosas. ¿Y si en vez de una crisis estamos frente a una gran oportunidad de salir a un lugar mejor?

Todos somos capaces de desarrollar algo propio. ¿Cómo hacerlo? Primero animándonos a creer que podemos y luego esforzándonos trabajando en aquello que creemos. 

Si por algún motivo te sentís ahogado, asfixiado, pensando que no hay salida por la situación económica en la te encontrás quiero animarte a que creas que podés salir. Mirá cómo lo hicieron otros, inspirate en historias de personas que habiéndolo perdido todo comenzaron de cero y pudieron generar algo grande. Cambiar es posible y jamás está todo acabado.