La importancia de cerrar etapas

Es normal en las personas el proyectar, es decir, la capacidad de generar proyectos e ideas.
blog_image

Es normal en las personas el proyectar, es decir, la capacidad de generar proyectos e ideas. Normalmente cuando inicia un año, solemos ponernos objetivos o sueños a cumplir. Y esto está bueno. Ahora bien, algo que quisiera destacar es que es muy fácil comenzar proyectos nuevos, pero lo difícil es acabar con los antiguos, en otras palabras: cerrar círculos. Es algo similar a cuando prendemos una computadora y abrimos un archivo, luego otro, a la vez entramos a una página mientras que estamos descargando algún contenido de otra; la computadora poco a poco empieza a recargarse de información y se notará mucho más lenta ya que es demasiado lo que tiene que procesar. 

Lo mismo ocurre con nosotros cuando comenzamos proyectos nuevos pero sin acabar con los que ya habíamos iniciado. Es así como generamos un estado de ansiedad producto de intentar controlar todas las cosas que hemos empezado pero que no podemos darle una finalización. 

¿Qué hacer para iniciar nuevos proyectos? Mínimamente concretar metas antiguas, darle un cierre a círculos de situaciones que habíamos empezado. Mi consejo es que no te largues a hacer cosas sin antes terminar lo que te habías propuesto ya que de esta forma vas a activar tu ánimo, tu creencia, tu fe para que inspirarte y así comenzar proyectos nuevos. No te distraigas abriendo mucho el abanico, concéntrate en asuntos prácticos para poder activar y ponerle fin a lo que has iniciado.