3 pilares para formar una familia sólida

Veamos las bases necesarias para una relación solida:
blog_image

Muchas personas han decidido casarse con la motivación equivocada. En estos casos cuando llegan a situaciones conflictivas no tienen los fundamentos adecuados para poder sostener las tempestades que pueden surgir en la relación.

  • 1. La diferencia entre “amar” y “querer”.
    El amor es algo que se entrega, el querer es algo que se exige.

    Cuando nos casamos porque “queremos” al otro, ocurrirá que pasaremos el resto de nuestra vida intentando que haga lo que deseamos, porque para eso se casaron. Se casaron porque el , o ella quería determinadas cosas. Cuando alguien se casa porque “ama”, solo piensa en como proteger y hacer crecer al otro.

  • 2. El casamiento no es la revancha de la vida que no tuvimos.

    Es la continuación de una vida que tuvimos.

    No te cases para ser libre de una familia, o para ser libre de la pobreza o del anonimato. No te cases para ser alguien o para sentirte amada o amado.

    El amor propio no es la mejor motivación para el casamiento, tarde o temprano termina rompiendo la relación.
  • 3. Cuando decides unir tu vida a la de otra persona, estas uniendo toda tu vida, no una sola parte.

    Muchas personas solo piensan en pasar la noche juntos y educar hijos, mientras tienen proyectos separados. Tarde o temprano los proyectos se separarán y ellos tendrán que decidir entre los proyectos o sus familias. Si te casas con alguien hazlo para tener un mismo proyecto que los lleve al mismo lugar.