Etapas del tratamiento de las adicciones

Todos tenemos un conocido, amigo o ser querido que necesita ayuda para dejar las drogas
blog_image

Antes de empezar cualquier tipo de programa, terapia o tratamiento debemos saber que la primera etapa tiene que ver con la adherencia. ¿De qué se trata?

De esa instancia en donde la persona que comienza el tratamiento logra ponerse de acuerdo con el terapeuta, operador terapéutico, psiquiatra o quien sea que lo está ayudando. Este es un acuerdo en donde la persona decide de manera absoluta dejarse ayudar y se compromete con el programa que comenzó. Esto, que quizás parece una obviedad, no siempre se da en un principio y a veces se tarda meses hasta que la persona se adhiere. Sencillamente porque muchos comienzan obligados por sus padres, presionados por sus seres queridos o por el hecho de que la misma adicción los llevó a cometer muchos daños en su entorno.

Durante todo este tiempo, la persona de alguna manera se resiste. Escucha, a veces habla, pero no se genera un cambio en su interior sino que está esperando que los otros sean los que cambien.

Ahora bien, cuando hay un período de adherencia bien hecho, ya hay un 50% de probabilidad de éxito. Básicamente porque la persona ya está decidida a comprometerse y está dispuesta a hacer todo lo necesario para dejar el hábito del consumo. Esto puede durar un mes, tres meses o un año. Lo importante es que permanezca.

Recién luego de la adherencia, va a venir el período de deshabituación, desintoxicación, educación emocional y resocialización de los cuáles hablaré en otra oportunidad.

Es importante antes de comenzar cualquier programa o tratamiento, antes de gastar dinero en especialistas, comprender que hasta que la persona no realice la adherencia no va a poder desprenderse de la dinámica de consumo. Mientras tanto, el entorno, la familia necesita generar la atmósfera para que pueda reconocer la necesidad de ayuda y la necesidad de abandonar las drogas.

Siempre que viene una familia con un ser querido en esta situación les explico que la primera etapa es difícil. Se busca generar una plataforma de diálogo, un vínculo de confianza entre el adicto y quien/es le van a brindar ayuda y esto quizá lleve un tiempo.

Con esfuerzo y constancia, dejar las drogas y recuperar lo perdido es totalmente posible.