Adicto, el que no sabe hablar

Básicamente la palabra adicción (sin dicción) hace referencia “al que no habla” “el que no puede hablar” y está muy relacionada con esta problemática
blog_image

Cuando nos encontramos frente a una problemática de adicción, es muy común que se intente resolver el problema con el objeto de consumo y/o dependencia: ya sea sustancia (cocaína, marihuana, alcohol, etc.) o cualquier dinámica adictiva (juego de azar, trabajo, comida, pornografía, etc.). El asunto es que muy pocas veces nos detenemos a pensar qué es ser adicto.

Básicamente la palabra adicción (sin dicción) hace referencia “al que no habla” “el que no puede hablar” y está muy relacionada con esta problemática.

Alguien que está preso de una dependencia es alguien que no ha encontrado la forma de canalizar la angustia y no puede hablar acerca de lo que le pasa.

He resumido el concepto de adicción como “la actitud que tiene una persona de repetir su comportamiento frente a situaciones de angustia similares”. ¿A qué me estoy refiriendo?

Es el ejemplo de alguien que ante cada situación de enojo necesita explotar y como sabe que no está bien golpear a otra persona o pegarle a una puerta sale corriendo en búsqueda de alcohol. Esto tal vez no pasa seguido, pasa una vez por semana o una vez por mes, pero cada vez que discute con su esposa va y consume alcohol. Alguno dirá: “esto no es una adicción”, pero la verdad es que sí lo es. Ojo, no es lo mismo adicción que dependencia: esta última habla de un cuadro patológico que necesita ser resuelto mientras que adicción tiene que ver con el no poder hablar o expresar y resolver la angustia por medio del consumo o la búsqueda de placer inmediato.

Cuando abordamos una dinámica de adicción es necesario evaluar el contexto general que rodea a la persona: ¿Cuáles son aquellas causas que hacen que alguien consuma? ¿En qué momento o parte del día lo hace? ¿Luego de qué eventos surgen las ganas de consumir? ¿Cuáles son las personas que están cuando consume? Lo que sigue, es comenzar a quitar cada uno de estos elementos para poder salir de la dinámica adictiva.